Anticipa Pemex finalizar el período con una drástica disminución de filiales

0
98

Al cierre del actual sexenio, Petróleos Mexicanos (Pemex) proyecta tener solamente 37 filiales, lo que representaría una notable reducción del 61% respecto a las 95 que existían al comenzar la presente administración.

Este cambio se atribuye al ambicioso plan de reingeniería que ha estado llevando a cabo, de acuerdo con lo manifestado por su director general, Octavio Romero Oropeza. “En el comienzo de este período gubernamental, nuestra estructura contaba con 95 filiales en Petróleos Mexicanos; tras diversas acciones, hemos logrado reducir ese número a 51”, detalló.

Además, mencionó que se encuentran en la fase final para disminuir 14 filiales adicionales. Al término de este ciclo administrativo, Pemex tendrá solamente 37 filiales activas. Estas entidades, por sus características intrínsecas, son indispensables, ya que algunas detentan acciones de otras firmas, generan ingresos o son propietarias de infraestructura vital.

El proceso de reingeniería, iniciado en 2019, surgió debido a que algunas filiales operaban de forma “discrecional o a modo”, basándose en directrices de la alta gerencia de Pemex. Este esfuerzo buscaba generar eficiencias y simplificar la estructura corporativa de la entidad.

Hacia finales de 2018, la petrolera estaba organizada en siete Empresas Productivas Subsidiarias (EPS) que agrupaban a las 95 filiales. Sin embargo, después de este proceso de reestructuración, sólo permanecen activas las primeras cuatro EPS.

Es relevante señalar que Pemex Transformación Industrial, uno de los segmentos más grandes de la compañía, incorporó las funciones de las tres filiales eliminadas: Logística, Fertilizantes, Perforación y Servicios, y Etileno.

La consolidación de estas empresas permitió optimizar la operación, generando significativos ahorros económicos, al transferir recursos humanos, materiales y financieros, así como otros activos y responsabilidades, explicó Romero Oropeza.

En términos financieros, la empresa productiva del estado ha logrado un recorte del 67% en sus gastos administrativos anuales en comparación con la administración anterior.

Romero Oropeza también recalcó que, además de la reingeniería, Pemex ha adoptado diversas estrategias para fortalecer su rendimiento financiero y operativo, con un enfoque especial en la producción, siendo la excelencia operativa el eje central de estos avances.