Autoridades de Nicolás Romero estrecharán vínculos con los ciudadanos por cabildos

0
282
  • Las sesiones itinerante con estudiantes y ciudadanía, profundizará el contacto con la población.

En el pasado las autoridades locales trabajaron de espaldas a la ciudadanía y se mantuvieron alejadas de la gente, sin embargo eso cambió desde la llegada a la presidencia municipal del alcalde, Armando Navarrete López, quien le dio un giro a la relación con ésta.

De ahí que durante la sexagésima segunda sesión ordinaria del ayuntamiento, el pleno de los ediles autorizó de forma unánime habilitar las instalaciones de lo que será el nuevo campus de la Universidad Pedagógica Nacional, para la realización de una sesión itinerante de cabildo, lo que profundizará el contacto con la población.

De esta forma, el presidente Armando Navarrete y el cuerpo edilicio de Nicolás Romero, estrecharán vínculos de comunicación con los ciudadanos y lo harán en un recinto que representa el abrir nuevas oportunidades de educación superior para quienes no las han tenido.

El cabildo itinerante en la UPN simboliza la manera en que se ha contrarrestado el rezago educativo en un municipio donde la mayoría de jóvenes que quieren seguir estudiando se han visto precisados a salir de su ciudad, con todo lo que ello implica en gastos y tiempo.

El hecho de que el cuerpo colegiado de Nicolás Romero salga a las comunidades, representa la forma de ejercer el poder con gobernanza, priorizando a la gente.

Desde 2019, año en que Armando Navarrete inició su gestión, puso en el centro de sus acciones a los ciudadanos y ha dirigido las políticas públicas a mejorar la calidad de vida de la población.

Este ejercicio que está por llevarse a cabo, junto con un cabildo abierto juvenil, habla de la importancia que el gobierno de Navarrete, le da a la participación ciudadana.

Hoy en día, en Nicolás Romero la juventud es la que más ha resentido el efecto económico de la pandemia que les complicó acceder a oportunidades de trabajo y estudio, pero su voz será escuchada y sus propuestas tomadas en cuenta.

En Nicolás Romero, al igual que en el resto de municipios mexiquenses hay mucho por hacer, pero el alcalde reconoce que de la mano de los ciudadanos se puede ir a mayor velocidad para resolver los problemas.