Francia: Amenaza de bomba en escuela donde mataron a profesor la semana pasada

0
131

El gobierno de Emmanuel Macron elevó el nivel de alerta a “emergencia atentado” en el país, luego que el sábado, el Palacio de Versalles fue evacuado por una alerta de bomba y el Museo del Louvre también se cerró por “motivos de seguridad”.

Y este lunes fue el turno del centro educativo en el que Bernard enseñaba.

“Ya vuelve a empezar. No termina nunca. Estamos en un estado de ansiedad y miedo todo el tiempo”, dijo Nathalie Morcel, con un ramo de flores en la mano, mientras mira el centro acordonado donde estudia su hija.

La situación es tensa en Francia, país que alberga la comunidad judía más grande de Europa, en pleno conflicto entre Israel y el grupo islamista palestino Hamás tras su ataque sorpresa del 7 de octubre.

Ante el temor de “importar” este conflicto, que agita desde hace días la vida política francesa, y para desactivar las críticas de la derecha y la ultraderecha por el ataque en Arras, el gobierno busca mostrarse más firme.

El ministro del Interior, Gérald Darmanin, indicó que desde el 7 de octubre se detuvo a 102 personas por actos antisemitas o apología del terrorismo, y anunció su intención de acelerar la expulsión de 193 extranjeros radicalizados.

En la oposición de izquierda, la posición del líder del ala radical Jean-Luc Mélenchon, bajo presión para que califique Hamas de “terrorista”, podría romper el frente izquierdista Nupes.

El domingo, el Partido Comunista abogó por romper con una alianza en “punto muerto” con la formación de Mélenchon, La Francia Insumisa. Los socialistas deben debatir la cuestión el martes.

Estudiantes de secundaria rindieron este lunes homenaje a Dominique Bernard, profesor asesinado por un joven islamista radicalizado en Francia, donde las autoridades prometieron proteger las escuelas como un “santuario” frente al “oscurantismo”.

A las 14:00 (horas locales), los patios de los centros educativos de toda Francia se llenaron de silenciosos alumnos para recordar a Bernard, pero también al profesor Samuel Paty, a quien otro islamista radical decapitó hace justo tres años.

“Tres años después, el dolor sigue siendo fuerte. Tres años después, la barbarie y el oscurantismo han vuelto a golpear”, lamentó la primera ministra Elisabeth Borne, subrayando que Francia “nunca se doblegará frente al terrorismo”.

El 16 de octubre de 2020, Abdoullakh Anzorov, un refugiado ruso de origen checheno, decapitó a Paty en Conflans-Sainte-Honorine, al noroeste de París, por exhibir caricaturas de Mahoma en un curso sobre libertad de expresión. La policía lo abatió.

El recuerdo de Paty resurgió el viernes, cuando Mohammed Mogouchkov –ruso de la región de Ingusetia, de unos 20 años- irrumpió en un centro educativo de Arras (norte de Francia), donde fue alumno, y mató a Bernard.

La embajada de Rusia en París afirmó que el joven, que fue detenido, “se radicalizó” en Francia, adonde llegó cuando “tenía cinco años”.

El funeral de Dominique Bernard tendrá lugar el jueves en Arras. El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció su asistencia.