INMOBILIARIA ARA PRETENDE CONSTRUIR EN SIERRA DE GUADALUPE

0
243

A fin proteger y preservar el Parque Ecológico Sierra de Guadalupe, el diputado Max Correa Hernández afirmó que revisará las condiciones legales en las que se encuentra un predio donde la empresa inmobiliaria ARA pretende la construcción de viviendas.

Durante un recorrido en la colonia Caracoles, ubicada en la parte alta de la zona oriente de Tlalnepantla, los vecinos denunciaron que ya han sido talados árboles que tenían varias décadas de vida.

Afirmaron que originalmente este predio forma parte de la Sierra de Guadalupe, por lo que solicitaron al diputado local su intervención para que se siga respetando la reserva ecológica.

Los pobladores señalaron que al urbanizarse este predio se pierde un espacio ecológico importante para el medio ambiente y de esparcimiento para la gente, pues desde hace más de 50 años realizan en el lugar la tradicional ceremonia religiosa de las Tres Caídas, donde participan habitantes de varias comunidades.

El presidente de la Comisión de Asuntos Metropolitanos del Congreso del Estado de México, Max Correa, celebró que los vecinos tengan el interés de preservar las áreas naturales, los árboles, flora y fauna del entorno, además de sus tradiciones, las cuales ayudan a mantener el tejido social de los habitantes de esta localidad mexiquense.

Por ello, el legislador de Morena se comprometió a revisar las condiciones legales en las que se encuentra el predio donde la constructora Ara pretende urbanizar y construir viviendas y que se encuentra a solo unos metros de la barda perimetral que delimita el Parque Ecológico Sierra de Guadalupe.

“Vamos a revisar en qué condiciones legales se encuentra este territorio, dialogar y buscar la intervención de los tres niveles de gobierno porque las tres instancias de una u otra forma tienen que ver con esta situación”, reiteró.

A partir del mes de noviembre de 2016 la Sierra de Guadalupe se sujeta al Programa de Manejo del Área Natural Protegida (ANP) con categoría de “Zona sujeta a conservación ecológica”.

El ANP tiene como objetivo conservar la diversidad biológica de la región, la integridad de sus procesos ecológicos y los servicios que favorecen la sustentabilidad, mediante la protección, restauración y uso sustentable de sus recursos ecosistémicos y el involucramiento de los diferentes actores sociales que convergen en el área.

Otra finalidad es fortalecer la cultura ambiental de los usuarios de la zona, e impulsar la participación ciudadana en su conservación; también promover la generación de conocimiento científico que favorezca las estrategias de conservación que contribuya al