Acapulco se pondrá de manteles largos para su 10 Festival del pescado a la talla

0
140

 

  • Una vez más Playa Bonfil, en Acapulco, será la sede del ya tradicional Festival de pescado a la talla que se llevará a cabo del 19 al 21 de octubre.

Del 19 al 21 de octubre, Acapulco se pondrá de manteles largos para recibir a turistas y residentes amantes de la gastronomía en la décima edición de su ya tradicional Festival del Pescado a la Talla que se llevará a cabo en Playa Bonfil, en la zona diamante del puerto.

Una vez más, chefs y cocineros pondrán a prueba su talento y creatividad con versiones innovadoras del famoso platillo para complacer a los comensales y ganar el premio a la mejor receta de este año.

Este evento, que tiene la finalidad de impulsar la reactivación económica del destino, es al mismo tiempo una vitrina donde se muestra parte de la rica y colorida cultura guerrerense pues, más allá de lo gastronómico, exhibe danzas folclóricas tradicionales del estado, como la de los diablos, los tlacoleros o el famoso baile de la iguana.

Asimismo, el programa de actividades contempla la participación de la Orquesta Filarmónica de Acapulco y otras agrupaciones musicales regionales que anteceden al Dj set que cierra la noche con una divertida fiesta.

En la parte académica de la agenda se contará con el concurso de escuelas de gastronomía y las ponencias de la reconocida chef acapulqueña Susana Palazuelos, así como de la maestra Elizabeth Quintanar Gómez, Secretaria de Turismo de Hidalgo, estado invitado de esta edición, junto con Puebla y Tlaxcala, que también darán una probadita de lo mejor de su cocina.

Y para no desaprovechar el escenario de la playa se ha incluido en las actividades una experiencia de liberación de tortugas o bien clases de surf para los que buscan una inmersión completa y literal en las aguas del Pacífico.

El origen del pescado a la talla se atribuye a Gregoria Galeana y Beto Godoy, quienes llegaron a Acapulco con ganas de emprender su propio negocio y levantaron una cabaña en Barra Vieja.

La peculiaridad de este pescado (huachinango de preferencia) es que va abierto por la mitad o “en mariposa” y se sazonan con una salsa roja a base de especias y chiles. Este sabor fue lo que distinguió al platillo de otros y le dio la fama que goza hoy en día.

Su nombre se debe a que al clavar los pescados en una varilla para asarlos, todos quedan a la misma altura o talla encima de las brasas.

En la edición anterior se prepararon y consumieron alrededor de 700 kilos de pescado junto con otros 80 platillos representativos de diversos municipios, así que bien podría ser esa la meta a superar este año.