Con corte dividida, tribunal de apelaciones mantiene suspensión de ley antimigrante en Texas

0
65

En una decisión emitida temprano el miércoles, el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito de Estados Unidos amplió su suspensión de la nueva ley de migración de Texas. Esta medida significa que la ley no podrá entrar en vigor mientras continúe el proceso legal.

El panel de tres jueces del tribunal, con sede en Nueva Orleans, votó 2 a 1 a favor de mantener bloqueado el estatuto conocido como SB4. La jueza Priscilla Richman, en representación de la mayoría, afirmó que la Corte Suprema ha sostenido durante casi 150 años que el control de la migración es un poder exclusivamente federal. Citó un fallo de 2012 que invalidó una ley similar en Arizona.

El mismo tribunal congeló temporalmente la ley el 19 de marzo, pocas horas después de que la Corte Suprema dijera que podría entrar en vigor. La ley estatal de Texas permitiría a la policía arrestar a migrantes sospechosos de cruzar ilegalmente la frontera desde México e imponer sanciones penales. Además, facultaría a los jueces estatales para ordenar la deportación de personas a México.

Este enfrentamiento legal es el último episodio en la disputa entre la administración Biden y Texas sobre la política de migración en la frontera con México. Texas ahora podría solicitar a la Corte Suprema que permita la entrada en vigor de la ley, mientras que el tribunal de apelaciones tiene programada otra audiencia para el 3 de abril.

La decisión del tribunal de apelaciones contó con los votos a favor de Richman y la jueza Irma Carrillo Ramírez, mientras que el juez Andrew Oldham votó a favor de que la ley entrara en vigor. Oldham, en una opinión disidente, argumentó que la ley no debería ser bloqueada por completo debido a preocupaciones hipotéticas sobre su aplicación.

La administración Biden había presentado una demanda contra la ley, lo que llevó a un juez federal a bloquearla inicialmente. Sin embargo, la Corte Suprema había permitido que la ley entrara en vigor temporalmente el 19 de marzo, lo que provocó incertidumbre y preocupación entre los activistas por los derechos de los inmigrantes. La nueva suspensión del tribunal de apelaciones ofrece un alivio temporal mientras se resuelve el caso en curso.