Detecta México primer caso de Influenza Aviar en Sonora

0
162

México ha detectado el primer caso de influenza aviar de alta patogenicidad AH5 en una unidad de producción avícola en la ciudad de Cajeme, estado de Sonora, en el noroeste del país, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).
De acuerdo con la dependencia, el caso fue identificado gracias a la vigilancia epidemiológica realizada por técnicos del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica). El laboratorio oficial en Hermosillo, Sonora, reportó resultados positivos para la influenza aviar H5 de alta patogenicidad mediante la prueba de RT-PCR.
Ante este descubrimiento, los técnicos de la Comisión México-Estados Unidos para la Prevención de la Fiebre Aftosa y otras Enfermedades de los Animales (CPA) del Senasica se dirigieron a la zona para realizar un diagnóstico de la situación y aplicar las medidas necesarias para contener la propagación del virus.
Las primeras medidas incluyen la declaración de cuarentena definitiva total tanto para la granja afectada como para el estado de Sonora. Esto significa que para movilizar aves desde las unidades de producción avícola (UPA) del estado, se requerirá presentar una prueba de PCR que demuestre la ausencia de la enfermedad.
El Senasica llevará a cabo pruebas para evaluar la efectividad de las vacunas existentes en las aves previamente vacunadas contra el virus. Una vez que se confirme la eficacia de las vacunas para proteger a las aves contra la cepa que ha aparecido este año, se autorizará la vacunación estratégica en Sonora.
La estrategia de vacunación podría comenzar en las primeras semanas de noviembre en zonas de alto riesgo zoosanitario y en granjas de cría de gallinas progenitoras y reproductoras. Además, se permitirá la vacunación en zonas de alta producción avícola si los productores demuestran con estudios de laboratorio que sus aves están libres del virus y tienen un médico veterinario responsable autorizado por el Senasica.
La unidad de producción afectada tenía 90,000 gallinas de postura, de las cuales se sacrificaron 15,000 aves que estaban al final de su ciclo productivo. La proximidad de un canal de riego con patos migratorios ha llevado a la necesidad de reforzar las medidas de bioseguridad para evitar nuevos contagios.
El Senasica enfatiza la importancia de aplicar estrictas medidas de bioseguridad en las granjas avícolas y establecer protocolos de salud para quienes ingresan a las UPA, además de lavar y desinfectar vehículos y evitar la movilización de aves enfermas o muertas.
La influenza aviar es una enfermedad que afecta a las aves y puede tener un impacto significativo en la producción avícola y la seguridad alimentaria. El Gobierno de México está tomando medidas para prevenir la propagación del virus y proteger la industria avícola.