En Atizapán de Zaragoza cuentan con Laboratorio calificado para analizar la calidad del agua

0
346

Un equipo de 12 biólogos y químicos conforman el Departamento de Calidad del Agua de Atizapán de Zaragoza y son los encargados de analizar y determinar las características y propiedades del líquido que circula en el territorio municipal.

La tarea principal que han encargado a esta entidad, tanto el alcalde Pedro Rodríguez Villegas, es asegurarse de que el agua cumpla con los estándares establecidos para el consumo humano, o bien, para ser tratada y reutilizarse en labores como el riego de parques y jardines.

Patricia Montserrat Gómez Serrato, Jefa del Departamento de Calidad del Agua, detalló que este organismo se compone de las divisiones de Cloración y Laboratorio, esta última subdividida en áreas Físico, Química, Bactereológica y Análisis de Metales. Su trabajo es elaborar reportes detallados para determinar que los componentes del líquido sean los adecuados.

“Los biólogos y químicos salen a analizar tanto el agua potable, tanto la que se extrae del subsuelo de nuestros pozos, como la que se almacena en tanques. Traemos todas las muestras y hacemos el análisis para constatar que sea apta para consumo humano», asegura.

«Por la parte residual, se analizan 20 ríos principales en Atizapán, medimos el nivel de contaminación que está teniendo el agua, así como el agua de las plantas de tratamiento tanto particulares, como las de SAPASA, aunque aquí no estamos hablando de un consumo humano, es vital medir el nivel de contaminación, por eso es que hay esta dualidad en el laboratorio», detalló Gómez Serrato.

Agregó que se trata de uno de los pocos laboratorios que analiza ambas modalidades y que también acude a domicilios particulares o a empresas, en caso de que se les requiera, para realizar análisis en sitio y dar certeza de la calidad del agua.

“Los usuarios llaman al número de SAPASA, ahí mismo levantan su reporte y nosotros nos comunicamos de manera personal. Lo que hacemos es verificar el último análisis del pozo o tanque del cual se abastece el domicilio, posteriormente se traslada parte del equipo del laboratorio y uno de los biólogos para tomar la muestra de la toma principal del domicilio.

“La analizamos y, si llegara a salir con turbiedad, olor desagradable, etcétera, en algunas ocasiones solicitamos que se lave el tanque, se desfogue la línea principal, pero ahí mismo le damos la atención al vecino y a cuatro vecinos más de esa calle para cerciorarnos de que el origen del problema sea su toma o la nuestra para darle el seguimiento”, dijo.

En el caso del trabajo de atención en las calles y colonias, se hace la toma de muestras para verificar que se cumpla con las normas de calidad de agua nacionales y/o, en caso de ser necesario, se toman acciones como corregir el nivel de hipoclorito, por mencionar alguna. En caso de requerir la intervención de la CAEM, también se realiza un trabajo conjunto.

Sostuvo que se trata de uno de los laboratorios más completos del Estado de México por el tipo de aparatos que se manejan, por ejemplo, uno conocido como Kendall, que lee los metales, el cual se cataloga como único, al mantenerse en su estado original.