Huracán “Otis” deja múltiples destrozos e inundaciones en Acapulco

0
252

Acapulco enfrenta graves inundaciones y extensos daños, por el paso del devastador huracán “Otis”, sin que hasta el momento se hayan reportado víctimas mortales.

Durante la madrugada de este miércoles, “Otis” tocó tierra en el puerto mexicano de Guerrero, trayendo consigo lluvias torrenciales y fuertes vientos que afectaron por completo la zona.

Periodistas y turistas que presenciaron la furia del huracán narraron cómo el viento violento provocó estruendos e hizo volar objetos, mientras el agua de las lluvias comenzaban a inundar edificios.

Al amanecer, gran parte de Acapulco, con cerca de 780 mil habitantes, seguía sin energía eléctrica y las comunicaciones eran inestables.

Sin embargo, algunos usuarios de redes sociales y medios locales empezaron a difundir videos del momento en que palmeras, árboles y mobiliario urbano sufría el embate del viento y la lluvia de Otis.

Algunos videos muestran daños en comercios, ventanales destrozados por el viento y turistas que colocaron camas y colchones a manera de protección en ventanas de hoteles, mientras que otros se refugiaron en los baños.

A medida que se interne en la zona montañosa del estado de Guerrero, “Otis” perderá más fuerza y podría disiparse la noche de este mismo miércoles.

“Otis” pierde fuerza tras golpear Acapulco

Tras su arremetida inicial, el huracán “Otis” ha comenzado a perder fuerza. Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos, “Otis” se degradó a categoría 2 en la escala Saffir-Simpson después de tocar tierra cerca de Acapulco como un huracán de categoría 5, la máxima en la escala.

A pesar de esta disminución en su intensidad, sus vientos y precipitaciones aún afectan al sur de México.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) ha emitido alertas de lluvias puntuales intensas en el sur de México, especialmente en Guerrero, donde se esperan acumulados superiores a 250 mm en 24 horas.

También se prevén rachas intensas de viento y oleaje elevado en Guerrero, y lluvias en el centro y occidente de México.

Adicionalmente, se han pronosticado lluvias intensas a torrenciales con descargas eléctricas para Guerrero y lluvias de fuertes a muy fuertes en zonas de Veracruz en las próximas horas.

El SMN advirtió en un comunicado que “las lluvias estarán acompañadas con descargas eléctricas y posible caída de granizo; además, las lluvias fuertes a extraordinarias podrían originar visibilidad reducida, deslaves, encharcamientos o inundaciones, así como un incremento en los niveles de ríos y arroyos.”

Territorio vulnerable

El Servicio Meteorológico de México mantiene en alerta un tramo de casi 500 kilómetros entre Punta Maldonado y Zihuatanejo, en Guerrero, así como parte de la costa del vecino estado de Oaxaca, en el sur del país.

Por sus amplias líneas costeras en el Pacífico y el Atlántico, México es uno de los países más vulnerables al embate de huracanes, con al menos una decena de fenómenos climatológicos al año, todos con potencial de convertirse en grandes ciclones.

“Norma“, que llegó a ser categoría 3, dejó el lunes pasado tres muertos ya degrada a tormenta tropical en el estado Sinaloa (noroeste). El fin de semana había tocado tierra como huracán en el sur de la turística península de Baja California, donde solo provocó daños materiales.

Hace dos semanas, el paso del huracán “Lidia“, que alcanzó la 4 (con vientos de hasta 249 km/hora), dejó al menos dos muertos en los estados occidentales de Jalisco y Nayarit.

En septiembre de 2013 se registró un fenómeno inédito en las costas mexicanas: de manera simultánea, la tormenta tropical Manuel entró por el Pacífico y el huracán Ingrid por el Golfo de México, con saldo de 157 muertos, la mayoría en Guerrero.