Lealtad, disciplina, honor, dignidad, autoridad, moral y sacrificio, son las bases para nuevos policías graduados en Naucalpan

0
1032
  •  Ya son 153 nuevos policías con vocación y mística para salvaguardar la paz y la seguridad.
  • «Éramos un municipio sumido en la peor crisis financiera de que se tenga memoria, ni siquiera había patrullas».
  • Hoy el orden administrativo ha permitido adquirir nuevos uniformes, chalecos antibalas y equipamiento.

Al encabezar la ceremonia de graduación de la segunda generación de la academia de policía, la alcaldesa, Angélica Moya Marín, aseguró que la confianza de los naucalpenses en sus policías, es la base sobre la que se construye una sociedad más segura, más justa y más equitativa.

La edil añadió que su administración reconoce la dedicación, el esfuerzo y la voluntad de la segunda generación de cadetes que concluyeron el programa de formación inicial y recordó que cuando asumió el cargo en enero de 2022, encontró una situación crítica en la corporación, ya que se tenía una policía abandonada por administraciones anteriores.

Dijo que había una falta de equipamiento adecuado y una dirección de seguridad que no tenía los vehículos necesarios para cubrir todas las secciones del municipio y además, “éramos un municipio sumido en la peor crisis financiera de que se tenga memoria”.

“En mi gobierno sabemos que los grandes retos requieren de estrategias coordinadas y acciones razonadas, puesto que de esta forma se implementaron políticas de orden, responsabilidad financiera, así como de colaboración entre el propio gobierno, los ciudadanos, asociaciones civiles y el sector privado”, precisó.

Abundó que gracias a estos esfuerzos “pudimos rehabilitar la academia de policía, renovando sus instalaciones y permitiendo que nuestros futuros elementos puedan recibir una formación integral y dimos un paso decisivo, al obtener la certificación de parte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, un logro que nos llena de orgullo y nos alienta a seguir mejorando,” detalló Moya Marín.

Apuntó que el orden administrativo también permitió a su gobierno adquirir nuevos uniformes, chalecos antibalas y equipamiento; “en cuanto a la recuperación moral de la corporación, seguimos trabajando en el combate frontal a la corrupción, preparando nuevas generaciones de policías, cuyo único compromiso es con la ciudadanía,” afirmó.

Informó que en la primera generación se graduaron 82 cadetes que hoy son elementos al servicio de los naucalpenses, por lo que entonces hizo un llamado a los policías en activo a que cuidaran y guiaran a sus compañeros, “por eso es que ustedes más que nadie, saben qué significa ser guardián de nuestras comunidades y han vivido los sacrificios que representa esta noble profesión, en la que ser policía no es solo un trabajo sino una vocación”.

Pidió a los que hoy son ya policías y que fueron antes cadetes, tener la misma consideración con los 71 ciudadanos que serán heroínas y héroes encargados de salvaguardar la paz y la seguridad de Naucalpan. La edil entregó reconocimientos a los cadetes y les tomó la protesta de ley a su nueva responsabilidad, como elementos de seguridad pública.

Y los exhortó a honrar la estrella de 7 picos que llevarán en el pecho, por medio de lealtad, disciplina, honor, dignidad, autoridad, moral y sacrificio, valores que deben regir la calidad de sus acciones, que no son solamente hacer cumplir la ley sino también construir puentes con comunidad a la que sirven. Les deseó el mayor de los éxitos.

Por su parte, el director general de Seguridad Ciudadana y Movilidad Segura, Pablo Francisco Rosas Olmos, señaló que gracias a la determinación y liderazgo de la presidenta municipal, quien visualiza la capacitación como un eje transversal en el presente y futuro de la policía de Naucalpan, se dio un paso firme y sin precedente en la localidad, al apostar el futuro de la seguridad a la instrucción adecuada de sus cadetes y elementos en activo.

Subrayó que la convocatoria emitida para el ingreso de nuevos cadetes, tuvo buena aceptación en la comunidad, identificando los mejores perfiles bajo el entendido de que no cualquier persona puede ser policía municipal de Naucalpan, “pues demandamos lo mejor de ellas y de ellos, porque se requiere acreditar una capacitación especializada en temas como: prevención del delito, vinculación social, acondicionamiento físico, derechos humanos, uso de la fuerza y legítima defensa, conducción de vehículos policiales, armamento, entre otros”.

Enfatizó que el policía naucalpense debe ser un agente de cambio y generador de la confianza que habrá de depositar en su persona la ciudadanía, ya que entre los elementos y la gente se construye una mejor comunidad, en materia de seguridad.

Al acto también acudieron el director de Equipamiento del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Roberto Reyes Enciso, el coronel de infantería, diplomado de Estado Mayor, Alejandro López Ayón, comandante del vigésimo quinto batallón de infantería de la Secretaría de la Defensa Nacional, el coordinador de estrategia en materia de seguridad en el municipio, Rubén Alfonso Fernández Aceves, el subdirector de desarrollo policial, Alberto Lucio Castañeda García, el fiscal regional, Edson Apolo Dionisio Santos, Fidel Fuentes Leal, representante de la policía nacional de Colombia ante México, integrantes del cabildo y la diputada Martha Moya Bastón.