Mejoran la calificación crediticia de Naucalpan en reconocimiento al esfuerzo de la edil Angélica Moya

0
581
  • A pesar de recibir el Gobierno de Naucalpan con una deuda estratosférica con graves signos de corrupción y desequilibrio fiscal que dejó Patricia Durán Reveles.

Pese a haber recibido un ayuntamiento en quiebra, una herencia de saqueo de las arcas municipales y una cínica corrupción de parte de la administración anterior, navegando contra corriente, con una férrea disciplina financiera y manejo responsable de los recursos públicos, la alcaldesa Angélica Moya Marín, logró contrarrestar la mala situación económica y avanzó en su calificación crediticia.

De acuerdo con el reporte de la calificadora HR Ratings, debido al demostrado cumplimiento de las obligaciones y pagos del gobierno naucalpense al hacerse de una deuda, el análisis de ese proceso arrojó como buena noticia la elevación de la calificación crediticia del ayuntamiento, que pasó de HRB+, a ‘HR BB’, con perspectiva estable.

Dichos resultados financieros positivos, abren la posibilidad de que el gobierno de Angélica Moya, pueda contar con una línea de crédito más amplia, para poder financiar proyectos en beneficio de la población y mejorar así las obras, servicios y programas municipales.

La tesorera municipal Ana Patricia Murguía Valdés, confirmó lo anterior y destacó el empuje de la presidenta municipal Angélica Moya, para salir de la crisis financiera en la que tomó las riendas del gobierno local, cambiando las cosas actualmente, al recibir este reconocimiento que representa un esfuerzo ininterrumpido para sanear las finanzas municipales.

“Es un reconocimiento a la disciplina financiera de la alcaldesa Angélica Moya Marín, que recibió el gobierno con una deuda estratosférica, graves signos de corrupción y desequilibrio fiscal”.

Y recordó que, para este importante logro, se aplicaron fuertes medidas que consistieron en bajar los sueldos de los altos funcionarios, estimular a la ciudadanía para el pago de sus impuestos, ejercer una férrea fiscalización y mantener un estricto control sobre la aplicación de los recursos públicos.

“Con todo esto, al cierre de 2022 registramos un superávit en balance primario (BP) del 13 por ciento de los ingresos totales (IT), muy superior al déficit de 9.8 puntos porcentuales de 2021, que fue uno de los parámetros considerados por la calificadora”, detalló.

Y agregó que de acuerdo con HR Ratings, pasar de una situación deficitaria a un superávit en el BP “…se encuentra en línea con un aumento en los Ingresos de Libre Disposición (ILD), ocasionado por una recuperación extraordinaria de ISR Participable, así como por un mayor dinamismo observado en la recaudación local”.

Informó que la calificadora estableció que “el municipio fortaleció su posición de liquidez”, al término del 2022, la deuda del municipio con instituciones de crédito ascendió a 624.5 millones de pesos, de ellos 456.8 millones corresponden a un saldo con Banobras y un crédito a corto plazo con Bansí con saldo de 167.8 millones.

“Con ello, así como con la liquidez reportada, la deuda neta (DN) a ILD pasó de 14.0% a 11.3% entre el 2021 y el 2022 (contra 17.8% proyectado)”, mientras que el pasivo circulante (PC) a ILD pasó de 83 a 54.6 %, concluye el reporte de HR Ratings.