Mueren dos ciudadanos suecos en un ataque en Bélgica

0
114

Dos ciudadanos suecos murieron por disparos en Bruselas este lunes por la noche, en un ataque que el primer ministro belga, Alexander de Croo, calificó como un “cobarde atentado”, en medio de un llamado a la unidad “en el combate contra el terrorismo”.

“Estoy ahora con los ministros de Justicia e Interior en el Centro Nacional de Crisis. Seguimos la evolución de la situación y pedimos a los bruselenses que se mantengan vigilantes”, apuntó De Croo en la red X (antes Twitter).

El mandatario añadió que ya había estado en contacto con su homólogo de Suecia, Ulf Kristtersson, para transmitirle su condolencias por “un cobarde atentado contra ciudadanos suecos en Bruselas”.

El responsable por el ataque se dio a la fuga.

La fiscalía federal belga, responsable en casos de terrorismo, ha sido incorporada a las investigaciones, dijo un vocero de esa institución a la AFP.

También en un mensaje en la red X, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, denunció un “abyecto atentado”.

Un partido de fútbol entre las selecciones de Bélgica y Suecia fue suspendido antes del inicio del segundo tiempo.

Periodistas en el estadio Rey Balduino, en Bruselas, informaron que se instó a los aficionados presentes a permanecer en el recinto.

De acuerdo con fuentes citadas por la prensa local, las dos personas muertas en el ataque serían aficionados que estaban en la capital belga para acompañar ese partido.

Un video de reivindicación del doble asesinato, en el que un hombre habla en árabe, circulaba el lunes por la noche en las redes sociales, según una fuente cercana al caso.

En otro video, difundido por la versión digital del diario en flamenco Het Laatste Nieuws, se ve a un hombre que huía del lugar de los disparos en una pequeña motocicleta.

En esas imágenes se pueden escuchar los ruidos de cuatro disparos.

Periodistas de AFP constataron que toda la zona donde ocurrió el ataque, en el norte de Bruselas, quedó protegida por un perímetro de seguridad.

A raíz de la crisis entre Israel y el movimiento islamista palestino Hamás, Francia adoptó un régimen de emergencia el viernes luego del apuñalamiento de un profesor.

Bélgica, en tanto, ya ha sido blanco de varios ataques reivindicados por el grupo radical Estado Islámico.

El 22 de marzo de 2016, Bruselas sufrió dos atentados con suicidas -uno en el aeropuerto de Zaventem y otro en una céntrica estación del Metro- que dejaron un saldo de 35 personas muertas.

Desde 2016, Bélgica también ha sido escenario de varios ataques contra soldados y policías.

En noviembre de 2022, un hombre armado con un cuchillo atacó a una patrulla de dos policías en el distrito de Gare du Nord de Bruselas, provocando la muerte de uno de ellos e hiriendo gravemente al otro.