Hay dos mexicanos en secuestro de buque en el Mar Rojo, confirma SRE

0
55

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México confirmó este lunes que entre las 25 personas secuestradas en un buque carguero en aguas internacionales del Mar Rojo, se encuentran dos ciudadanos mexicanos.

A través de un comunicado, la SRE explicó que está siguiendo de cerca la situación a través de su Embajada en Arabia Saudita, que tiene competencia concurrente en Yemen.

La SRE informó que desde que tuvo conocimiento del secuestro, la Embajada de México en Arabia Saudita ha estado en contacto con representantes de embajadas de otros países afectados y ha utilizado canales diplomáticos para confirmar el estado de la tripulación.

La Embajada también está trabajando para obtener información adicional y facilitar las gestiones necesarias para la liberación de los tripulantes.

“La Embajada de México ha realizado gestiones mediante canales diplomáticos para corroborar la situación de la tripulación y ha tenido comunicación con representantes de embajadas de otros países involucrados para allegarse de información, y realizar gestiones que conduzcan a la liberación de los tripulantes que se encuentran en dicha embarcación”, mencionó la SRE en su comunicado.

Los rebeldes hutíes de Yemen, que tienen el apoyo de Irán, anunciaron el domingo haber capturado un buque de carga israelí en el Mar Rojo y haberlo desviado hacia la costa del país, devastado por la guerra, indicaron un funcionario rebelde y una fuente marítima.

“Llevamos un carguero israelí hacia la costa yemení”, dijo un funcionario hutí.

Una fuente marítima en la ciudad costera de Hodeida dijo por su parte que el barco había sido llevado a la ciudad portuaria de Salif.

El ejército israelí desmintió que se tratase de un buque israelí. “El navío salió de Turquía con destino a India, con civiles de distintas nacionalidades a bordo, pero ningún israelí. No se trata de un navío israelí“, subrayó.

Los rebeldes hutíes amenazaron el martes con apuntar a buques israelíes en el Mar Rojo tras reivindicar varios ataques en Israel, en guerra contra el movimiento islamista palestino Hamás en la Franja de Gaza.

Los hutíes, que controlan la capital yemenita Saná, forman parte del “eje de la resistencia” en contra de Israel, que incluye también a grupos respaldados por Irán como Hamás o el movimiento libanés Hezbolá.

La oficina del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, desmintió también que el buque fuese de Israel y denunció en un comunicado “el ataque iraní contra un buque internacional“.

«El barco, propiedad de una empresa británica y operado por una firma japonesa, fue secuestrado con ayuda de Irán por la milicia yemení hutí”, declaró.

“Abordo del navío hay 25 miembros de la tripulación de distintas nacionalidades, incluido la ucraniana, búlgara, filipina y mexicana”.